Éstos serían los Rolling Stones del fútbol