La Roja, a la conquista del Estadio de Wembley: La catedral del fútbol inglés