Reyes y Bacca tumbaron al Eibar y ya tienen al Real Madrid en el punto de mira