Revolución en la Gran Vía, el Atlético toma Madrid y lo hace a lo grande