El Pipa Higuaín fue el tapado de Mou