¡No esperó ni un segundo! Zidane se puso a repasar el partido en una tele en el autobús