El Madrid sólo quiere dos retoques para el año que viene