Florentino Pérez elogia "el altísimo nivel competitivo" de sus rivales