El Real Madrid no quiere ni ver a los ultras: así son las nuevas entradas europeas