El pacto entre Cristiano y Bale al descubierto: así fue conjura del vestuario blanco