Así era el ambiente en el partido del Real Madrid que no se jugó en Vigo