El Real Madrid tiene tocada su columna vertebral con tres bajas