El Real Madrid pone un pie en semifinales