Así afronta el Real Madrid el último partido de Liga: caños, risas y vaciles