El Real Madrid encajó una derrota en Sevilla que puede costarle la Liga