Madrid y Sevilla se juegan el primer título de la temporada: la Supercopa de Europa