El Madrid enciende el chip de la Champions: mucha intensidad y buen ambiente