Ramos y Modric, apercibidos de perderse los cuartos de final