Rafa Benítez ultima los detalles de su llegada al Madrid pegado al teléfono en Nápoles