Los radicales del Racing la lían en el Sardinero: insultos, peleas y agresiones