Los aficionados del Racing de Santander entonan la Fuente del Cacho en El Sardinero