La afición de Santander no deja sola al Racing