(Previa) El Liverpool mira hacia arriba ante un City con depresión europea