Presidentes de las Federaciones Autonómicas acusan a Cardenal de "cercenar los derechos del fútbol aficionado"