¿Y qué hacemos ahora con Pogba? ¿Y con David De Gea? ¿Y con Hazard?