Pizzi, el elegido para reflotar al Valencia