Piqué vuelve al lugar donde empezaron los pitos contra él y es recibido entre aplausos