Piqué encuentra en La Roja un refugio a todas las críticas en el Barcelona