El último mensaje de Piqué en Twitter al llegar a Japón vuelve a levantar polémica