Del Bosque pone paz entre Ramos y Piqué