Piqué y Messi se vuelven confidentes en el entrenamiento y se defienden de la polémica