De Periscope a Twitter, Piqué sigue dando que hablar