Pepe no se da cuenta a su llegada a Cádiz y... ¡firma una mochila del Barcelona!