Pepe Mel rompió a llorar nada más certificarse el regreso del Betis a Primera División