Pepe Castro, un Rey Baltasar muy sevillista: regalos y buenos deseos para Betis y Sevilla