Pep… ¿enfadado por el nombramiento de Tito?