Peña, superviviente del Hércules que ya ganó al Barça, sueña con arrebatarles la Copa