Pelea entre los aficionados del Standard de Lieja en la grada de Balaídos