Así celebró Pedro la Supercopa: aislado, pensativo y con una pequeña sonrisa