¡Paulinho sentencia el partido ante la pasividad de la defensa argentina! (3-0)