Pasión por unos colores que ayer brillaron más que nunca