Partido especial para Sergio Ramos: un sevillano de pura cepa con ADN madridista