¡Paradón del portero austriaco a un remate de cabeza de Saúl Ñíguez!