Las Palmas cree en la remontada y el Zaragoza confía en conseguir el ascenso