La afición del Osasuna protestó por el precio de las entradas para el partido de Copa