El Oporto se despide de la Liga y la afición la toma, de nuevo, con Casillas