Neymar sufrió de todo frente al Getafe