Neymar, señalado por su bajo rendimiento deportivo: 450 minutos sin marcar ni asistir