Neymar prefiere estar en el Barça que ser el jugador mejor pagado del planeta