Neymar tarda 25 minutos en marcar su primer gol del curso con un definición brillante